El hecho se descubrió alrededor de las 2 de la mañana de ayer, cuando las cámaras de seguridad instaladas en el lugar alertaron sobre la presencia del intruso.

Según se informó desde la operadora estatal, el ladrón ingresó luego de “cortar las rejas de una ventana”.

Una vez en su interior, el delincuente recorrió las instalaciones en busca de material ferroviario y cables, que fue acumulando cerca de la ventana para salir por el mismo lugar que ingresó.

Pero una vez detectado, personal de una compañía privada de seguridad, de Gendarmería y de la Policía Federal procedieron a revisar las inmediaciones y confirmaron la presencia del individuo, que fue reducido de inmediato, sin oponer resistencia.

El robo no se concretó y el sujeto quedó a disposición de la justicia federal.