La Asamblea duró 12 minutos y fue casi unánime (foto: AFA)

La votación de los dirigentes presentes en la Asamblea Extraordinaria de AFA fue casi unánime por un solo motivo: el acuerdo económico. El reparto de los fondos provenientes de la venta de los derechos de televisación fue el motor del consenso entre los principales dirigentes del fútbol argentino luego de más de dos meses de negociaciones. Pero todavía hay muchas cuestiones por resolverse respecto de la Superliga.

La Asamblea dio el paso fundamental de habilitar la reforma del estatuto de AFA para incorporar la Superliga, pero su estatuto aún no está avalado ni formalizado. La reelección indefinida de su presidente, la cesión de los derechos televisivos sin un tiempo definido de la AFA a la Superliga, la constitución de sus órganos de gobierno y la conformación de su tribunal de disciplina unipersonal dependiente del presidente son temas controversiales que no están cerrados.

La normativa definitiva deberá presentarse a la Inspección General de Justicia (IGJ); y también debe obtener el visto bueno del Comité de Regularización con que la FIFA intervendrá a la AFA y cuya integración terminará de resolverse en estos días (estará encabezada por el actual titular del Tribunal de Disciplina, el escribano Fernando Mitjans, de estrecha relación con el presidente de la entidad madre del fútbol mundial, el suizo Gianni Infantino).