El 3 de marzo de 2020, en una conferencia de prensa, el entonces ministro de Salud, Ginés González García, confirmó que un hombre que había viajado a Europa era el primer paciente con coronavirus en Argentina.

Claudio Ariel Pazzi, de 43 años, fue el primer argentino diagnosticado como caso positivo. Cuatro días más tarde, la pandemia se cobró la primera víctima fatal del país con la muerte de un hombre de 64 años, quien había viajado a Francia.

En aquel momento la información sobre las vías de transmisión apuntaba a que se producía principalmente por las “microgotas” que emiten las personas cuando tosen o estornudan y que si éstas impactaban en la boca, ojos o nariz de otra se producía el contagio.

También se había puesto mucho foco en que si las gotas infectivas se depositaban en una superficie y alguien la tocaba y se llevaba la mano a la boca, nariz y ojos se podía infectar, lo que llevó a una situación de extrema alerta sobre la limpieza de objetos y superficies.

“Nadie puede moverse de su residencia”

Como primera medida para intentar prevenir una expansión masiva de contagios, el Presidente Alberto Fernández, luego de una reunión de urgencia con gobernadores y funcionarios de todo el país, decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) en todo el territorio argentino.

“Estamos tomando medidas excepcionales, en un momento excepcional, dentro del marco que una democracia permite”, dijo el mandatario en el anuncio, donde se mostró flanqueado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador santafesino Omar Perotti y el jujeño, Gerardo Morales.

El Presidente también dispuso que Gendarmería Nacional, Prefectura, Policía Federal y policías provinciales serán las encargadas de controlar el cumplimiento del aislamiento en las calles y rutas del país.

“Vamos a ser muy severos con quienes no respeten el aislamiento”, afirmó Fernández, quien advirtió que se aplicará lo dispuesto por el Código Penal para “quien viola las normativas dispuestas para frenar una pandemia”.

La medida contó con un fuerte respaldo y de hecho el país logró retrasar la curva ascendente de contagios, mientras preparaba la infraestructura hospitalaria para atender los casos graves, y la llegada de la vacuna.

Extensión de la cuarentena

La incidencia de casos subió con el correr de los meses. De un promedio de 300 contagios diarios se pasó a 10 mil. Esos números hicieron que en la segunda mitad de 2020 el país pasara a estar entre los más afectados por la pandemia.

Mientras tanto, y para aliviar el impacto económico, se implementaron los programas de Recuperación Productiva (Repro) y de Asistencia de Emergencia al Trabajo (ATP) para mantener el empleo y la producción.

Si bien todavía rigen algunas restricciones para el uso del transporte público, muchas personas aun continúan con el teletrabajo y apenas se recuperó cierta normalidad con el dictado presencial de clases. También se decidió cerrar las fronteras y limitar al máximo los vuelos hacia y desde el exterior, lo mismo que los vuelos de cabotaje.

Vacunas contra la Covid-19

Hoy, a un año del primer caso confirmado, estamos aprendiendo sobre las vacunas y su eficacia para prevenir el contagio, aunque su efecto más importante es que si eventualmente nos contagiamos, el cuadro sea leve y, entonces, disminuya la mortalidad de la enfermedad.

En la actualidad existen once vacunas aprobadas para “uso de emergencia” en el mundo que se están aplicando en forma masiva a la población, o a algunos sectores.

Estas vacunas son Sputnik V (desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia), Janssen, Moderna, Pfizer/BionTech, Oxford/AstraZeneca, CanSino, Sinopharm/Beijing, Sinopharm/Wuhan, Sinovac, Bharat Biotech (en India) y la del Instituto de Investigación sobre Problemas de Seguridad Biológica (en República de Kazajistán).

En total existen 251 vacunas en desarrollo, 59 de las cuales están ahora en pruebas clínicas, esto es que están siendo probadas en personas.

En Argentina la vacunación comenzó antes de fin de año con la vacuna Sputnik V y en la actualidad se están aplicando además la de Oxford/AstraZeneca producida en India y la de Sinopharm/Beijing. Es decir, que se están aplicando tres vacunas aunque la Anmat aprobó cuatro, ya que también dio su aval a la medicación de Pfizer/BionTech.

https://matanzadigital.com.ar/ya-se-aplicaron-mas-de-un-millon-de-vacunas-en-todo-el-pais/

Hasta el día de hoy, en el país ya se aplicaron 1.126.108 de dosis, y 30.2662 personas ya completaron el esquema de vacunación con dos dosis.