El Senado durante la votación (Foto: Télam)

Por unanimidad, el Senado nacional convirtió en ley el reintegro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a jubilados y beneficiarios de planes sociales por sus compras en comercios minoristas a través de medios electrónicos.

La iniciativa contempla la devolución de hasta 15 puntos del IVA en las compras realizadas con tarjetas de débito o crédito. El tope mensual inicialmente será de 300 pesos, pero el monto será ajustado en base a la evolución del Indice de Precios al Consumidor (IPC). Podrán acceder jubilados y pensionados que cobran la mínima, titulares de la Asignación Universal por Hijo y Embarazo y beneficiarios de pensiones no contributivas. Ya hay artículos de la canasta básica que pagan el 10,5% de IVA (pan, harinas, arroz, cereales, carne vacuna, frutas, verduras, tubérculos y legumbres) o que no lo hacen, como la leche y el agua.

Uno de los puntos de discusión fue el referido al PosNet: para registrar la operación y que se compute la devolución (que se hace en la cuenta del beneficiario), el comercio debe estar adherido a ese servicio. Por modificiaciones que introdujo el bloque del FpV en diputados, el proyecto establece que el costo para los minoristas (actualmente del 1,5% mensual), sea gratis.

La utilización del PosNet planteó también dificultades tecnológicas. Según el senador Alfredo Luenzo de Chubut, “existen poblaciones en el Interior sin PosNet ni telefonía y debemos trabajar en ello”. En el mismo sentido se expresó Liliana Fellner, del FpV jujeño, que indicó que en algunas localidades del Norte del país “no llega el teléfono fijo” necesario para el funcionamiento del aparato.

El financiamiento fue otro punto de conflicto. Se estima que el beneficio tendrá con un costo de $30 mil millones para el Estado. Si bien senadores de distintos bloques pidieron que el beneficio se financie con aportes del Tesoro para no afectar las arcas provinciales, pero finalmente será financiado con recursos que afectan la Coparticipación Federal.