Un teniente primero de la división Traslados de Detenidos de San Isidro protagonizó un siniestro vial la noche de ayer pasadas las 21 horas, en la zona de Los Pinos, San Justo, al chocar su vehículo de alta gama contra otro auto que estaba estacionado.

El uniformado, que se encontraba de franco, circulaba por la Av. Don Bosco, en la intersección con Ambrosetti, al momento de colisionar su automóvil. Luego del suceso, el efectivo intentó escaparse del lugar, pero fue retenido a los 150 metros por transeúntes que vieron el incidente.

El joven que estaba en el otro vehículo (estacionado) al que chocó el efectivo es un muchacho de 27 años vecino de Casanova, que fue trasladado al sanatorio San Justo por las lesiones que sufrió.

Al ser requisado por los policías que acudieron al llamado al 911, el agente “estaba defecado, orinado y hasta vomitado” en el auto BMW que conducía y, según describieron testigos, tenía “un fuerte aliento etílico”.

Interviene en la investigación la UFI Nº 3 de La Matanza, a cargo del fiscal Gastón Bianchi, quien instruyó la causa por lesiones culposas y ordenó realizar la extracción de sangre al imputado para comprobar el nivel de alcohol que tenía. Los resultados determinarán los pasos a seguir.