En un comunicado, se precisó que los trabajos comenzaron en las calles Gavilán y Pekín de Isidro Casanova, y consisten en la construcción de una nueva toma que mejorará la presión del suministro de agua y el acceso al servicio de los más de 2.500 vecinos y vecinas que residen en 650 viviendas de la comunidad.

En el marco del proyecto de reurbanización del barrio ya se realizaron acciones de puesta en valor de espacios públicos, la edificación de un polideportivo y se está trabajando en el mejoramiento de los corredores centrales del barrio.

También está planificada la construcción de las redes de cloaca. La obra a ejecutar permitirá mejorar el servicio de desagües en el barrio y consistirá en la construcción de la red secundaria cloacal para la evacuación de los efluentes y aliviar la red existente.

Los trabajos son financiados por el organismo y supervisados por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense.