El hecho ocurrió el sábado en la calle Parral al 3400, entre Pampa y Derqui, cuando personal de la comisaría 1ra y del Comando de Patrullas fueron desplazados al lugar tras un llamado al 911.

Al arribar a la escena, los efectivos hallaron a un hombre, identificado como Silvestre Reynaldo Quiroz de 35 años, de nacionalidad boliviana y dueño de un almacén situado a pocos metros, tendido en la calle y herido de arma blanca.

Fuentes policiales aseguraron que por dichos de un testigo y del análisis de las cámaras de seguridad de la zona se estableció que un joven de 29 años, identificado como Matías Andrade, en estado de ebriedad, había ingresado al local de Quiroz y luego intentó escapar sin abonar una bebida alcohólica.

A raíz de ello se inició una discusión en la que el comerciante primero recibió varios golpes en la cabeza con un nunchaku, un elemento utilizado en las artes marciales.

Nunchaku (imagen ilustrativa)

Luego, Quiroz fue apuñalado con un cuchillo en la cabeza y otras partes del cuerpo, aseguraron los informantes.

Según las fuentes, Quiroz fue trasladado de urgencia al Hospital Balestrini de Ciudad Evita donde fue intervenido quirúrgicamente y falleció producto de las heridas recibidas.

El hermano de Quiroz, contó a los medios que un vecino le avisó de que habían atacado a su hermano.

“Estaba todo ensangrentado. Pensé que lo había chocado un auto, después me enteré. No sabía qué hacer. Mi cuñada lloraba, agarré un coche y lo llevamos rápido al hospital, pero no pudieron salvarlo”, indicó.

En tanto, poco después del crimen, la Policía detuvo a Andrade como acusado no solo del crimen sino de haber robado en su huida un Volkswagen Suran color negra, el cual abandonó a las pocas cuadras.

En su interior, la policía halló la cuchilla que se cree que el sospechoso utilizó para apuñalar al comerciante, indicaron los voceros.

Al joven también se lo acusó de robar un segundo vehículo, un Renault Megane, con el que intentó continuar la fuga, pero en dicho intento, en el barrio San Alberto de Isidro Casanova, cochó a una mujer y varios vecinos lograron detenerlo a golpes hasta que llegó la policía.

Voceros judiciales señalaron que el detenido fue puesto a disposición del fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de San Justo, ante quien se negó a declarar en su indagatoria en la que fue acusado de los delitos de «homicidio agravado criminis causae» y «robo calificado por el uso de armas (2 hechos)».

En tanto, al confirmarse el deceso de la víctima en las últimas horas, la causa pasó a la fiscalía especializada en Homicidios de La Matanza, del fiscal Marcos Borghi, al tiempo que se espera que se realice la operación de autopsia al cuerpo de Quiroz.