Luego de la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a causa de la segunda ola de contagios de Coronavirus, y la consecuente medida judicial que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires autorizó la continuidad en las escuelas contrariando a la Presidencia, los sindicatos docentes se pusieron “en alerta”.

Desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) expresaron que denunciarán a los propietarios de colegios privados que obliguen al personal a ir a trabajar presencialmente en el AMBA. También se solidarizaron con los docentes que deben concurrir a las escuelas en CABA a pesar del riesgo epidemiológico.

“Esa medida es contraria al Decreto Presidencial que busca la reducción de circulación de personas y el no acatamiento reviste una especial gravedad dada la pandemia que el mundo atraviesa”, reza el comunicado público que oficializó el sindicato.

“SADOP no va a tolerar que se ponga en riesgo la vida y la salud de las personas, solo porque algunos empleadores inescrupulosos pretendan hacer prevalecer el lucro por sobre los valores que hoy el Gobierno Nacional está resguardando para proteger a toda la población”, continúa.

Por otra parte, los sindicatos UTE, CTERA y CTA realizaron un paro docente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para expresar su rechazo al no acatamiento de las medidas dictadas por el decreto del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para reducir la circulación del virus y contener la segunda ola.