Foto: Lucas Sosa

Luego de la liberación de Luis D’Elía, quien se encontraba preso por la toma de una comisaría en el año 2004 y salió en libertad tras cumplir dos tercios de su condena, los militantes realizaron un acto para recibirlo, entre los que estuvo el juez Juan Ramos Padilla, quien se definió como amigo del dirigente.

“Estos jueces de pacotilla, delincuentes entongados, metieron en cana a Luis y a Milagro Sala”, disparó Ramos Padilla cuando estuvo frente al micrófono. Aseguró estar “contento por mi amigo Luis y triste por el funcionamiento de la Justicia” y sentenció que “a la Corte Suprema la maneja el señor Magnetto con su alcahuete de Rosenkratz”.

También pidió por “una Justicia para el pueblo y la patria” porque “los jueces están para servir al pueblo, no para hacerse servir”. Además, fijó su postura al expresar que “no quiero más a los jueces de lawfare, no quiero más que les pidan una detención o una condena desde la Embajada de Estados Unidos”.

Por último, Ramos Padilla habló desde lo personal y aclaró que “no represento a nadie, soy un simple juez y no estoy militando”, pero pidió “perdón a Luis D’Elía” por su encarcelamiento y dejó un mensaje para los demás jueces: “basta de ir a la Embajada de Estados Unidos, vengan a los barrios, carajo”.

Milagro Sala

La referente jujeña de Tupac Amaru, quien también se encuentra encarcelada cumpliendo prisión domiciliaria, estuvo en comunicación telefónica para brindar su apoyo a Luis D’Elía y exclamó que “la única manera de poder recuperar la democracia en el país es que algún día reconozcan la injusticia que has vivido”.

“Es injusto que hayas tenido que cumplir las dos terceras partes cuando los argentinos sabemos que fue por pedido de la Embajada de Estados Unidos”, le dijo directamente al dirigente matancero, y agregó que “el tiempo que pasaste detenido nadie te lo va a devolver”.

Por último, Sala le agradeció a D’Elía “por no haber bajado los brazos en todo este tiempo” y valoró el trabajo realizado por las organizaciones sociales a su cargo. Además, ponderó que “ahora con tu libertad no te vas a tu casa, sino que vas a a seguir militando por los que menos tienen” para luego finalizar diciendo que “Argentina necesita más militantes como ustedes”.

Luis D’Elía junto al Intendente de Ensenada, Mario Secco.
Foto: Lucas Sosa