En consecuencia del retorno al sistema de fases para salir de la pandemia de Coronavirus, mientras se avanza con el plan de vacunación, las clases presenciales en la Provincia de Buenos Aires se retomarán este miércoles 15 de junio bajo protocolos sanitarios establecidos por el Gobierno provincial.

Las medidas de cuidado incluyen la conformación de burbujas de entre 10 y 15 alumnos como máximo, según la capacidad de las aulas; el uso de barbijo y máscara por parte de los docentes y de barbijo para el alumnado; la toma de temperatura al ingreso; la medición de dióxido de carbono para garantizar la correcta ventilación; y el distanciamiento.

Las posturas

  • Desde Juntos por el Cambio La Matanza, el consejero escolar Ricardo Yñíguez dialogó con Matanza Digital y consideró que “la vuelta a las clases es acertada, aunque necesitamos que todas las escuelas estén abiertas”, agregó en referencia a recordar que “en marzo hubo muchas que no abrieron”.

Por otro lado, valoró el trabajo del Gobierno bonaerense al ponderar que “las condiciones están dadas” aunque, a su vez, advirtió que “falta mucho por hacer que el Gobierno no hizo durante el año pasado”.

  • En contraposición, este diario consultó con Mariano Hermida, del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) La Matanza, quien explicó que rechazan la presencialidad porque “venimos con la experiencia de atravesar la presencialidad en un escenario mas favorable con relación a ahora, que fue en marzo, y resultó un rotundo fracaso.

“La apertura de las escuelas en marzo fogoneó la llegada de la segunda ola”, agregó, además de comunicar que por asamblea el sector decidió realizar un paro por 48 horas para miércoles y jueves “para preservar la vida y la salud de docentes y de la comunidad educativa”.

También mostró una diferencia con la dirigencia de SUTEBA a nivel provincial, denunciando que “avaló el regreso a la presencialidad sin asambleas ni mandato para consultar a los afiliados y afiliadas”. Por último, Hermida pidió “continuar las medidas de fuerza”.

  • Desde el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), informaron a Matanza Digital que “valoramos y acompañamos la campaña de vacunación más grande de la historia que llevan adelante el gobierno nacional y provincial” pero pidieron que no deban asistir las y los docentes que estando inscriptos para ser vacunados, aún no hayan recibido al menos la primera dosis”.

También agregaron que desde el sindicato solicitaron “a las y los propietarios de las escuelas de gestión privada el monitoreo del dióxido de carbono en las aulas” para “regular el nivel de apertura de las puertas y ventanas necesario para una adecuada ventilación que mitigue el riesgo de contagio”.