El diputado y vecino matancero, Facundo Tignanelli, presentó esta semana un proyecto que modifica artículos de la Ley 10.430 para que quienes ocupen los cargos de Directores y Secretario General de la Gobernación deban acreditar dos años de residencia inmediata en la Provincia si no son bonaerenses, y que deban sostener su domicilio en el territorio provincial mientras permanezcan en el cargo.

Concretamente, el artículo uno del expediente 4.609/21-22, determina la incorporación del artículo 107 bis en la ley 10.430, con el siguiente texto: “Para desempeñar el cargo de Director General Provincial o su equivalente se requiere residencia inmediata de dos años para los que no sean hijos de la Provincia debiendo mantenerla mientras dure el ejercicio de sus funciones”.

Para el cargo de Secretario General de la Gobernación corren las mismas condiciones y requisitos de residencia, al igual que para los puestos de subsecretarios y empleados del gobierno.

Fundamentos

Entre los fundamentos se expone que la Constitución bonaerense, en su artículo 54 establece que “todo funcionario y empleado de la Provincia, cuya residencia no esté regida por esta Constitución, deberá tener domicilio real en el partido donde ejerza sus funciones”.

La realidad es que no todos los funcionarios provinciales de segunda y tercera línea viven dentro del territorio provincial. Algunos residen en la Capital Federal.

Las mismas exigencias para todos

Desde el equipo del diputado matancero negaron cualquier mensaje directo hacia alguien o que el proyecto esté puntualizado. Por el contrario, aseguraron que la razón es equiparar en las exigencias a los funcionarios de segunda línea con los de primera. Es decir que le pone a los directores los mismos requisitos que a los ministros.