Fundado en 1956, es uno de los pocos centros de La Matanza que brinda servicios de rehabilitación física en todas sus formas: kinesiología, foniatria, terapia ocupacional, psicología, psicopedagogía, servicio social, radiología, fisiatría. CEMEFIR depende de la Secretaría de Salud municipal y cuenta con el aporte de una asociación cooperativa.

El litigio data de 2011 cuando recibieron una sentencia de primera instancia para el remate del edificio. “En el año 2012 hicimos una movida muy grande y logramos frenarla”, explicó Luis Cabrera, jefe de servicios de CEMEFIR a Matanza Digital. Sin embargo, alertó que la amenaza de remate volvió a reactivarse: “ahora van de vuelta por el edificio”.

Según explicó Cabrera, el conflicto que pone en peligro el edificio ubicado en Perú 2433 de la localidad de San Justo surgió por desmanejos de la anterior gestión de la cooperadora del lugar. “Metió la corrupción en el edificio, había faltantes de dinero, crearon cheques que después no tenían fondos”, aseguró.

El trabajador explicó que el presidente de la cooperadora de aquel momento, Diego Viola, hipotecó el edificio para poder afrontar la deuda de la institución. “El tema es que lo embargó por 300 mil dolares”, indicó. La actualización del monto ascendería hoy en día a unos 700 mil dólares: “Es impagable”, aseguró.

Es por esto que los trabajadores reclaman que el Municipio “se haga cargo del edificio”, ya que el servicio que prestan los profesionales “es un servicio a la comunidad”. “Si esto llegara a cerrarse no habría atención de esta característica en el distrito”, alertó.