Luego de cuatro días de conteo minucioso de los votos, Pedro Castillo se convirtió en el nuevo Presidente de la República del Perú, tras imponerse en el balotaje a la candidata de la derecha, Keiko Fujimori, la hija del ex mandatario condenado por crímenes de lesa humanidad.

Según publicó la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el candidato de Perú Libre alcanzó los 50,201% y superó a su rival de Fuerza Popular, que alcanzó 49,799% del total. La diferencia en favor de Castillo es de poco más de 70.400 votos, con el 99.998% de las actas procesadas.

De esta manera, el candidato de 51 años, que es profesor rural y dirigente sindical, será el mandatario del país incaico durante los próximos cinco años. Se suma a la victoria de Luis Arce en Bolivia como los nuevos procesos de la centroizquierda latinoamericana en el último año.

Ya fue saludado a través de redes sociales por el Presidente argentino, Alberto Fernández, quien le pidió que “unamos esfuerzos en favor de América Latina” porque “somos naciones profundamente hermanadas”. Además, lo felicitaron Luiz Inácio Lula Da Silva, Evo Morales, el Partido Podemos de España y desde el Frente Guasu de Paraguay, entre otros.