El operativo se dio tras una investigación llevada a cabo por funcionarios de la Dirección Gral. de Investigaciones que dirige Rodrigo Bonini y personal de la Delegación Morón de PFA, quienes realizaron una serie de inspecciones en locales de venta y reparación de celulares, ubicados sobre la calle Olavarría de la localidad matancera de Ciudad Madero.

De esta manera, se allanaron seis locales dedicados a la venta de celulares y se secuestraron 50 aparatos de distintas marcas y modelos (todos de gran valor en mercado), algunos de los cuales presentaban signos de “adulteración”, otros se hallaban “bloqueados”, en tanto que los restantes habían resultado ser “robados”.

Seis personas mayores de edad y nacionalidad boliviana resultaron imputadas por Infracción a la Ley 25.891 (SERVICIOS DE COMUNICACIONES MÓVILES), tomando intervención el Juzgado Federal Nro. 3 de Morón del Dr. Néstor Barral, Secretaría Nro. 10 del Dr. Acosta, que dispuso la notificación a los responsables de los locales de la iniciación de la causa y sus citaciones a sede judicial.

Por otra parte, personal del Ministerio de Trabajo labró varias actas por Infracción a la Ley 25.877 (ORDENAMIENTO DEL RÉGIMEN LABORAL), al carecer de sus habilitaciones. También participaron funcionarios del ENACOM.