Llegando a las últimas sesiones del año, y trabajando a contrarreloj, los legisladores de la Provincia de Buenos Aires se encuentran negociando para definir qué día y con qué condiciones se tratará el presupuesto para el año 2021, que prevé un monto total de 1,9 billones de pesos.

Tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, los miembros del oficialismo y la oposición están abocados a llegar a un acuerdo en algunas cuestiones en las que hasta el momento hay discordancia. El Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, la semana pasada adelantó que “los principales puntos están acordados” y que “quedan temas menores” por definir.

Algunas de las cuestiones que aún quedan por definir para acordar el presupuesto presentado por el Ejecutivo son las de los fondos que se destinarán a los municipios, tanto para infraestructura como para educación. Según informaron, los intendentes que pertenecen a Juntos por el Cambio son los que piden mayores modificaciones.

También están en desacuerdo en la Ley fiscal, para la cual la oposición pidió eximir de impuestos como Ingresos Brutos a los sectores que han resultado más perjudicados por la pandemia de Coronavirus. Del mismo modo, aliviar el impuesto inmobiliario para esos rubros que durante este año vieron mermados sus ingresos.

Los principales puntos del presupuesto

  • Infraestructura y viviendas: $174.151 millones
  • Educación: $82.469 millones, sin contar salarios.
  • Cárceles y seguridad: $33.273 millones, sin contar salarios.
  • Trabajo, producción y ciencia: $4.815 millones para ministerios; $1.300 millones para PyMEs y cooperativas; $500 millones al Programa de Estímulo a las Industrias Creativas.
  • Inclusión social y alimentaria: $47.017 millones
  • Salud: $74.926 millones, sin contar salarios.
  • Género: $1.026 millones

El presupuesto incluye, además, un pago sostenible de la deuda que tiene la Provincia de Buenos Aires. Esto significa no tener que hacer ajustes en las partidas de gastos que necesitan realizarse.