El Diputado Nacional y titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, hizo un análisis sobre la actualidad del país y repasó los distintos puntos de conflicto que enfrenta el Gobierno. Fue muy crítico con la oposición, de quienes dijo que “piden soluciones todos los días pero después no ayudan a encontrarlas”.

“Quieren mandar a la gente al matadero para después decir que se mueren muchos”, graficó el legislador, en declaraciones radiales, haciendo referencia a la postura de Juntos por el Cambio de no apoyar ninguna medida del Gobierno contra la pandemia.

Por otro lado, se refirió a la alta inflación y al aumento de precios, y reconoció que “a nuestra gente se le está haciendo difícil” pero que “tenemos que disputar más fuerte el tema de los precios y no se resuelve con dos o tres medidas, hay un andamiaje que debe funcionar de mejor manera”.

“Debemos ir instrumentando las políticas económicas para que el impacto de las restricciones que va generando la pandemia sea el menor en nuestra clase trabajadora y nuestra clase media”, admitió Kirchner, quien también expresó que “sabíamos que los primeros meses del año iban a ser los más complejos”.

Respecto a la suspensión de las clases presenciales, el hijo de la Vicepresidenta ponderó que “la medida que tomó Alberto es clara y tiene un sentido”. Sobre las críticas, fue tajante al argumentar que “es lógico que las clases tienen que ser presenciales, pero hay una pandemia, no podemos escindirlo”.

Por último, pidió colaboración a la oposición para garantizar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que no afecte a la población. Consideró que “la negociación con el FMI excede a un Gobierno” y que cualquiera que quiera ser candidato “debe tenerlo en cuenta”, ya que “cualquiera pasa, dice cualquier cosa para ganar votos y después llega la realidad”.