Luego del “ruidazo” celebrado en cientos de ciudades de todo el país en repudio del aumento desmedido en las tarifas de servicios públicos dispuesto por el gobierno, desde la agrupación que conduce el presidente Mauricio Macri lanzaron una convocatoria nacional de “timbreo” para “escuchar las preocupaciones” de los ciudadanos y “contar qué se hizo en este tiempo”.

En La Matanza, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, recorrió junto al jefe de Gabinete de Ministros nacional, Marcos Peña, y la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, las localidades de Ramos Mejía y de González Catán, charlando con los vecinos del distrito. Los militantes de la agrupación “Jóvenes PRO” replicaron el esquema en la localidad de San Justo.

“Tocamos timbres y fuimos casa por casa para conocerlos, escuchar sus ideas y saber cómo podemos ayudar a sus familias a vivir un poco mejor”, comentó la gobernadora Vidal en las redes sociales, respecto de su visita al distrito. “Vamos a seguir caminando y recorriendo la provincia. Siempre escuchando a los vecinos, porque el cambio lo hacemos entre todos”, aseguró.

La reacción de la intendenta

Al notificarse de la llegada de los funcionarios de Cambiemos en el distrito matancero, Verónica Magario se expresó por las redes sociales: “Lamentablemente no me informaron de la recorrida de la Gobernadora en Ramos Mejía, hubiese querido transmitirle algunos reclamos de los vecinos”, sostuvo.

El viernes Lotería de la Provincia realizó una donación de 8.000 kilos de alimentos a la organización Cáritas de La Matanza, situación que produjo el agradecimiento de la intendenta a la gobernadora María Eugenia Vidal por la gestión. Sin embargo, a partir de la recorrida de los funcionarios del día sábado, la intendenta volvió a solicitar una reunión con el ejecutivo provincial: “Espero que podamos tener una reunión de gabinete para definir una gran cantidad de temas que impactan de lleno en la vida de los matanceros”, sostuvo.