En el marco de la campaña electoral de cara a las PASO que se realizarán el próximo 12 de septiembre, que definirán a quienes competirán en la elección general de noviembre, la dirigente Manuela Castañeira recorrió distintos puntos de La Matanza para presentar las propuestas del Nuevo MAS – Movimiento Al Socialismo.

En diálogo con Matanza Digital, la precandidata a diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires expresó sentir “mucha preocupación por el grave problema de la miseria salarial y la flexibilización laboral”, a lo que definió como “el lado B de la pandemia” por ser “una contrarreforma laboral en los hechos”. Sentenció que “hay olor a los noventa”.

“Hay una reactivación laboral pero con la explotación de los trabajadores mientras algunos se llenan los bolsillos y está ocultado por el Gobierno”, remarcó la referente, que propuso contrarrestar esa situación “con leyes contra la flexibilización laboral, los pases a planta de empresas que tienen inversión estatal y con un salario mínimo de $100.000”.

Respecto a la propuesta del sustancial aumento del salario mínimo, que hoy se encuentra en $28.080, Castañeira aseguró que “están en condiciones de hacerlo porque hay recursos en la Provincia de Buenos Aires”, para lo que pidió “discutir una reforma impositiva que sea progresiva”.

“Hay recursos a distribuir en lo laboral y en las finanzas: el agro prácticamente no paga impuestos, ya que, por ejemplo, el 12% al maíz es la mitad de lo que todos pagamos de IVA“, explicó, y aseguró que “el Gobierno es tibio con los poderosos”, ya que “ellos se llevan las ganancias en dólares, pagan poco de impuestos en pesos y especulan con los granos”.

La Matanza

En cuanto a las expectativas dentro del distrito más grande y poblado del país, Castañeira advirtió que “lo primero es pasar las PASO para entrar en la elección y se necesitan 200.000 votos”. También contó que la principal precandidata a concejala será Paula Rojas, trabajadora de La Nirva, la fábrica recuperada de Lomas del Mirador.

Por otra parte, se mostró “muy preocupada por los trabajadores y trabajadoras municipales de la salud”. “Me acercaron recibos de sueldo de $40.000 para médicos, $30.000 para enfermeros y $20.000 para personal administrativo”, relató, y lo calificó como “una escandalosa situación”.

“También veo a la juventud en una situación de abandono y con una sensación de no poder avanzar, es desesperante”, expresó quien es Licenciada en Sociología de la UBA. “Veo un Estado y un Gobierno que no se pone del lado de los trabajadores y trabajadoras, como si quisieran dar un mensaje”, sentenció.

Por último, se refirió a la imposibilidad de la unidad de los sectores de izquierda y dijo que “es responsabilidad de Nicolás Del Caño y del Frente de Izquierda” porque “se negaron a la discusión y no están aportando al debate”, tras lo que pidió “renovar la izquierda con nuevas generaciones que vienen por fuera de la política tradicional”.