Liniers sigue sin ganar de visitante. En Parque San Martín, ante un Deportivo Merlo también necesitado por los puntos para mantener la categoría, perdió dos a cero y se complicó con el promedio. El problema es peor aún, teniendo en cuenta que su rival directo en la tabla de los descensos es precisamente El Charro. El primer gol lo hizo Miguel  Graneros  al cierre de la primera etapa. Apenas iniciado el segundo tiempo, Javier Eduardo Molina selló el resultado definitivo.