El hombre que defendió a su amigo en un intento de robo en Lomas del Mirador y que terminó apuñalando con una navaja a uno de los delincuentes que los abordó en motocicleta, recuperó su libertad luego de declarar ante el fiscal Gastón Duplaá, quien lo indagó por el delito de homicidio cometido con exceso de la legítima defensa de terceros.

“Yo defendí a mi amigo. No iba a esperar que el ladrón saque un arma”, explicó el acusado ante la justicia en su indagatoria. Lo cierto es que, cuando observó que la persona que estaba con él fue atacada por el delincuente, extrajo la navaja retráctil que tenía entre sus pertenencias y se la clavó en el abdomen.

Si bien el vecino, de quien no trascendió su identidad, quedó procesado en la causa, esperará el juicio libre. En el debate se discutirá la evitabilidad o inevitabilidad del error de apreciación de la situación de peligro (porque los ladrones no tenían armas o al menos ningún testigo al momento vio armas). Si se considerara como evitable, lleva como máximo la pena de un homicidio culposo.

¿Qué pasó?

El hecho se registró el pasado domingo en la intersección de las calles Quirno Costa y Avellaneda en Lomas del Mirador cuando dos ladrones que se desplazaban en una motocicleta interceptaron con fines de robo a dos vecinos que se encontraban en la calle.

Para sorpresa de los delincuentes, una de las victimas portaba una navaja retráctil, la cual usó para defenderse del ataque. Según informaron fuentes policiales, el vecino le incrustó la hoja del arma blanca en el abdomen a uno de los asaltantes que, entre forcejeos y golpes, intentaba sustraerle las pertenencias a su amigo.

Según las primeras averiguaciones que pudo hacer el fiscal de Homicidios en turno de La Matanza, Gastón Duplaá, tras ser herido de gravedad, el delincuente subió a la moto Yamaha 125 que era manejada por su cómplice y escapó sin perpetrar el robo, pero chocaron cuadras más adelante de frente contra una camioneta, que estaba estacionada en el cruce de Yrigoyen y Necochea.

Cuando los médicos de emergencias llegaron al lugar determinaron que el joven estaba muerto y que presentaba una herida corto punzante en el abdomen que no era compatible con el choque.