A días del histórico tratamiento del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Senado, la voz de quiénes se encuentra en contra de la despenalización del aborto se hizo sentir en el distrito. El debate nacional llegó al Concejo Deliberante de la mano del vicepresidente del órgano legislativo y concejal del bloque Nueva Dirigencia, Miguel Saredi, quién presentó un proyecto para declarar a La Matanza “municipio a favor de la vida”.

“Recorro decenas de barrios, villas y asentamientos por semana en La Matanza, y en todos esos lados, nuestras mujeres, y sus familias, nunca me piden por el aborto”, argumentó el dirigente que fue candidato a intendente por Cambiemos en 2015 pero que hoy se encuentra cada vez más alejado de la alianza que responde a Mauricio Macri.

Según Saredi “nunca en nuestras reuniones, charlas, y visitas a distintos hogares me solicitan la legalización, o ni siquiera la posibilidad de abortar. En cambio, me ruegan y solicitan por salud para sus hijos, alimentos, educación, trabajo, vivienda, y hasta que los ayudemos a combatir, y curar las adicciones que someten a sus familias”.

El proyecto de declaración presentado por mesa de entrada en el Concejo el 19 de julio incluye la colocación de una placa representativa “en honor a los niños por nacer y la madres de La Matanza” en el ‘Monumento a la Madre’ de la Plaza San Martín de San Justo con la consigna: “La Matanza Municipio a favor de la vida”.

La Iglesia también milita contra la despenalización

La Iglesia es uno de los sectores que más enfáticamente se manifiesta en contra de la sanción del proyecto. A nivel nacional se escucharon críticas de cientos de párrocos en contra del aborto, mientras que la Conferencia Episcopal convocó a manifestarse públicamente contra la aprobación de la ley.

Los curas villeros no fueron la excepción y encabezados por los párrocos Carlos Morena, Pepe Di Paola y Basilio Brítez (más conocido como el “Padre Bachi”), anunciaron la creación de “centros de atención para embarazadas” para que mujeres embarazadas “opten por la vida”.

“Estamos convocando a profesionales para que se sumen, como enfermeros, médicos clínicos, obstetras, psicólogos y trabajadores sociales”, precisó el padre Bachi, quién desde hace años se desempeña al frente de la parroquia de la Villa Palito en San Justo.

Según anunciaron, la función de los centros será recibir a las mujeres “que han tenido embarazos inesperados, son rechazadas por sus familias o se sienten en situación de abandono, para que opten por la vida, para que no estén solas”, agregó el religioso en una entrevista a Diario Popular.

“Ninguna mujer tiene el deseo de matar a su hijo, pero en el momento de desesperación siente que no hay salidas, y termina escuchando, lamentablemente, las voces que le proponen que aborte”, consideró Bachi. Los “Hogares del Abrazo Maternal” estarán a cargo de un grupo de mujeres y en La Matanza funcionarán en cuatro barrios vulnerables ubicados en San Justo, Isidro Casanova y Gregorio de Laferrere.