El hecho fue descubierto ayer en una vivienda de la calle Fournier al 4000, casi en la esquina de la calle Recuero en Gregorio de Laferrere, cuando una mujer, preocupada por su hermano, llamó al 911 y convocó a la policía ya que desde el viernes no tenía contacto con él y temía que haya ocurrido algo malo.

Voceros del departamento judicial de La Matanza revelaron que la víctima fue identificada como Jimena Huanca de 30 años y que su pareja, el presunto asesino, se llamaba Juan Gabriel Mamani de 36 años, ambos de nacionalidad boliviana.

La pareja vivía en una construcción que alquilaba en la planta alta de la mencionada vivienda, y que contaba con una habitación, un living y un baño.

Al ingresar el personal policial a la propiedad, el primer cadáver que encontró en el living fue el de Jimena, quien cursaba el sexto mes de embarazo.

El cuerpo de la mujer estaba tendido en el piso, vestido con una remera y ropa interior, con un cable del servicio de internet alrededor del cuello y manchas de sangre, ya que los peritos luego detectaron que la víctima presentaba al menos 11 puñaladas en la zona del pecho.

En el fondo, al lado de la cocina, apareció el cadáver de Juan Gabriel colgado de una soga desde un caño de gas del termotanque.

Voceros judiciales indicaron que a partir de la evidencia hallada en el lugar, se pudo reconstruir que el hombre tuvo un primer intento de suicidio al colgarse con un cinturón que se le cortó por su propio peso.

La policía luego encontró encerrado en la única habitación de la vivienda a un niño de 4 años con signos de deshidratación, por lo que fue trasladado de urgencia a un centro asistencial donde se le brindó asistencia médica y psicológica, ya que estuvo al menos 48 horas en la casa con los cuerpos.

Según los voceros judiciales, se pudo saber que el niño sólo era hijo Huanca y que ya fue entregado a su padre.

La Denuncia

Tras la tarea de peritaje, efectivos policiales entrevistaron a Yaqueline Mamani de 40 años, hermana de Juan Grabiel, quien aseguró que estaba muy preocupada debido a que no tenía contacto con su hermano desde el viernes pasado, a la vez que sostuvo que su familiar era adicto a consumir alcohol y drogas.

Evidencia

En la escena del crimen trabajaron peritos de Policía Científica, quienes secuestraron dos armas blancas con manchas hemáticas, una cuchilla y un cuchillo tipo Tramontina, que serán analizados y estudiados en busca de ADN.

Los vecinos que viven abajo de la vivienda donde ocurrió todo fueron entrevistados pero ninguno de ellos alcanzó a escuchar alguna discusión, pelea o algo que hiciera presumir lo que sucedió.

Si bien se aguardan los resultados de las autopsias, todo indicaría que los hechos ocurrieron durante la jornada del viernes pasado. Se supo que no hay denuncias por violencia de género, por lo que el fiscal Borghi les tomará declaración testimonial a las personas del entorno.

Trabajan en el caso, personal de la comisaría sur 1ra. de Gregorio de Laferrere. Interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza y la causa  caratulada como “femicidio y suicidio” es investigada por el fiscal Marcos Borghi.
Si sufrís violencia de género o conoces algún caso, llamá al 144 o por WhatsApp: +5491127716463
(atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género)