Todo ocurrió anoche cuando policías que recorrían la zona a bordo de una patrulla vieron un Fiat Palio con cinco sospechosos en las calles Necochea y Perdriel, de la localidad matancera de La Tablada.

Al advertir la presencia policial, los ocupantes del vehículo comenzaron a escapar, por lo que se inició una persecución que finalizó en el barrio de emergencia Las Antenas.

Las fuentes revelaron que, en ese momento, cinco personas descendieron del rodado a los tiros contra los dos oficiales, quienes respondieron la agresión.

Producto de la balacera, un niño 10 años que estaba en la calle resultó herido de un balazo a la altura de la tibia izquierda, con orificio de entrada y salida, por lo que fue trasladado al Hospital Balestrini, de Ciudad Evita, desde donde luego fue derivado al Hospital de Niños de San Justo, indicaron las fuentes.

Antes del traslado del nene al hospital, los vecinos arrojaron piedras contra los policías, uno de los cuales sufrió una lesión sin gravedad en la cabeza por la que también fue hospitalizado en el Balestrini.

En tanto, se constató que el Fiat Palio donde se trasladaban los sospechosos, que lograron huir, tenía un pedido de captura activo por un robo cometido en septiembre.

Nene herido

María Esther, madre del niño herido, dijo que su hijo había salido junto a su hermana a comprar algo para la cena cuando quedó en medio del tiroteo.

“Estaban esperando que los atiendan en la vereda”, expresó la mujer, que salió de su casa tras escuchar el tiroteo.

En diálogo con la prensa, María Esther aseguró desde la puerta del Hospital de Niños de San Justo que su hijo “está bien y consciente”, que fue operado y que llora “porque no puede jugar a la pelota”.

Por su parte, Maximiliano, pareja de María Esther, dijo a Télam que el niño sufrió una fractura de tibia y peroné y que aún no recibió asistencia psicológica tras el hecho.

Además, confirmó que los mismos vecinos le brindaron fotos, videos y algunas vainas servidas que la familia presentará ante el fiscal de la causa, Carlos Arribas, de la UFI 12 de La Matanza, para que avance en la pesquisa.

La causa

En el marco de la causa caratulada “lesiones” no está aún certificada la procedencia del disparo que lesionó al niño, ya que se aguardan los resultados de los peritajes balísticos y demás diligencias, añadieron las fuentes.

El representante del Ministerio Público Fiscal le tomará declaración a la madre del nene para establecer si efectivamente ella vio a los policías disparar en dirección hacia donde estaba su hijo o bien fue lo que le comentaron los vecinos.

En caso de avanzar contra los efectivos, la causa pasará a la fiscalía de Delitos de Gravedad Institucional del Departamento Judicial de La Matanza, explicaron los voceros judiciales.

Fuentes de la investigación detallaron que si bien Gendarmería Nacional debe realizar las pericias correspondientes al estar involucrados en el hecho efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, las mismas no se pudieron hacer en el momento por la respuesta hostil de un grupo de vecinos del barrio donde ocurrió el hecho.

Mientras tanto, se inició un Investigación Sumaria Administrativa (ISA) en la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo del auditor Joaquín García.

La misma alcanza a dos oficiales de la comisaría 4ta. de Lomas del Mirador, a quienes se les secuestraron sus armas reglamentarias para ser peritadas.

En tanto, se llevan a cabo diversas tareas para identificar y localizar a los sospechosos que escaparon en medio del tiroteo con la policía.