Luego de haber fracasado la sesión hace tres semanas por la ausencia de los legisladores de Juntos por el Cambio, finalmente el proyecto de etiquetado frontal de los alimentos se tratará este martes con el objetivo de aprobarlo y convertirlo en ley. Habrá presencialidad plena en la Cámara de Diputados.

Se trata de la iniciativa que ya cuenta con media sanción en el Senado y a través de la cual se busca que los alimentos que contengan altas proporciones de grasas, azúcares o sodio, tengan una etiqueta frontal en la cual se adviertan los riesgos del consumo sostenido de ese tipo de alimentos.

Según se informó, esta vez se logró un acuerdo para que los diputados de la oposición asistan al recinto y así se pueda tratar el proyecto de ley. Es que se requiere, como mínimo, un número de 129 legisladores para dar quórum e iniciar la sesión. Cabe recordar que el oficialismo no tiene mayoría y por eso requiere acuerdos con la oposición.

Por primera vez desde el inicio de la pandemia de Covid-19, la Cámara de Diputados funcionará con presencialidad plena con medidas sanitarias estrictas, como hisopados en el ingreso de los presentes y la limitación en la cantidad de asesores de los legisladores que asistan a la Cámara baja.

Desde distintos sectores de profesionales de la salud expertos en nutrición mostraron su apoyo al proyecto de ley y expresaron la importancia del etiquetado frontal para advertir sobre los riesgos del consumo de determinados alimentos.