En línea con las modificaciones en el gabinete de Ministros de la Nación que impulsó Alberto Fernández, el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, también reacomodó a sus funcionarios con el objetivo de brindar mejores respuestas a las demandas sociales reflejadas en las últimas elecciones.

El mandatario provincial abrió su Gobierno a referentes del Partido Justicialista en territorio bonaerense y, además, a figuras muy cercanas a Máximo Kirchner. Es el caso de Martín Insaurralde, Intendente de Lomas de Zamora y ligado al kirchnerismo desde que Cristina Fernández estaba en la presidencia.

Otro de los nuevos nombres en el gabinete de Kicillof es el de Leonardo Nardini, Intendente del partido de Malvinas Argentinas, quien formó parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en 2008, también durante la gestión cristinista, y fue director de ANSES de su municipio entre 2013 y 2015.

Lo que se busca con estas nuevas caras es una apertura territorial que el gabinete bonaerense no estaba teniendo con su formación original, con círculos de funcionarios más cerrados que en esta nueva etapa. Además, ambos intendentes que dejarán sus cargos tienen un caudal de votos grande en sus distritos.

El detalle

Martín Insaurralde será el nuevo Jefe de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires, en reemplazo de Carlos Bianco, que pasará a ser Jefe de Asesores del Gobierno.

Leonardo Nardini tomará las riendas del Ministerio de Infraestructura, cargo que deja Agustín Simone para encabezar un puesto clave como el Instituto de la Vivienda, cuyo administrador era Miguel Oroz.

María Cristina Álvarez Rodríguez, actual Diputada nacional y vicepresidenta del Partido Justicialista, será la Ministra de Gobierno en lugar de Teresa García, quien la elogió por su “gran compromiso y trabajo”.