Luego de las contundentes afirmaciones de Cristina Fernández de Kirchner en la causa denominada “Dólar futuro”, declaró el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, también involucrado por la operación denunciada en 2015, cuando aún era Ministro de Economía de la Nación.

En su exposición, Kicillof destacó que “no hay delito, nunca lo hubo” y consideró que “la historia de esta causa es una historia de una persecución política, de una aberración moral y de un negocio del macrismo”, en referencia a los amigos y funcionarios de Mauricio Macri que se vieron beneficiados con la compra de dólar futuro y la posterior devaluación del peso.

El mandatario provincial también afirmó que “no hubo perjuicio del Estado porque las operaciones de dólar futuro se realizan en pesos” y leyó una serie de respuestas de los peritos contables de la Corte Suprema que analizaron la causa en las cuales reconocen que no se cometió tal delito denunciado antes de la segunda vuelta electoral en 2015.

“Si esto fuera un delito habría que empezar a juzgar a todos los presidentes que operan con dólar futuro, o ir a preguntarle a un juez de Comodoro Py cada vez que se lo hace”, argumentó el economista, tras lo que sentenció que “todas estas son paparruchadas e inventos, este juicio nunca debió haberse realizado porque no hay delito”.

Hoy tienen todos los elementos para terminar con esta farsa aplicando la ley, el sentido común y hasta un poco de buen gusto” pidió Kicillof a los camaristas y les planteó: “Ustedes pueden terminar con esta farsa o llevarnos a juicio oral y generar más circo. Tengan la decencia de terminar con esto”.