Con el retorno a las clases presenciales como el desafío más cercano que debe enfrentar, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó el Programa de Fortalecimiento de la Planta de Docentes y Auxiliares. El objetivo será que el 1 de marzo las escuelas abran sus puertas.

El mandatario provincial afirmó que están trabajando para “volver a una presencialidad segura” y destacó que no están improvisando sino que “en octubre se presentó el plan de regreso a las clases presenciales” porque “tiene que primar la gestión y la seriedad al marketing”.

“La educación es un derecho y una responsabilidad; no es un gasto, es una inversión”, agregó Kicillof, quien también explicó que se hicieron muchas obras en escuelas que tenían riesgo edilicio y recordó el episodio en el que los auxiliares Sandra y Rubén fallecieron por la explosión de una garrafa de gas en una escuela de Moreno en 2018.

“Realizamos una gran inversión en limpieza, elementos de protección, en la preparación de protocolos y edificios, en la continuidad educativa, aulas virtuales y cuadernillos para llegar al 1° de marzo y retomar la presencialidad sin poner en riesgo a nadie: ni a los chicos, ni a las familias, ni a los trabajadores de la educación”, detalló.

Destacó la implementación del programa ATR, a través del cual los docentes aseguraban la continuidad pedagógica para los alumnos yendo a sus casas, y advirtió que “hay muchos trabajadores de la educación que son de riesgo y no podemos exponerlos”, por lo cual están incluidos en el proceso de vacunación.