De cara a las próximas elecciones legislativas, cuyas PASO se llevarán a cabo el 12 de septiembre, Jorge Altamira se presentó en San Justo con las propuestas de su partido Política Obrera. Será precandidato a diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, mientras que Marcelo Ramal hará lo propio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En una entrevista con Matanza Digital, Altamira valoró la importancia de las elecciones legislativas y advirtió que “el Congreso que se vote ahora va a ser el que luego vote el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, en referencia al acuerdo que el país realice y que deberá estar aprobado por diputados y senadores.

“Quiero jerarquizar la función disruptiva de los diputados”, explicó el dirigente, en referencia a que “el Congreso será una tribuna para llamar a la gente a movilizarse contra las medidas de ajuste” que podría incluir el acuerdo con el FMI, como la “rotatividad laboral que buscan las patronales”.

“El acuerdo con el FMI prevé un aumento de la edad jubilatoria de 65 a 70 años para los hombres y de 60 a 65 años para las mujeres, lo que significa que durante cinco años no se sumarán jubilados para poder pagar la deuda”, detalló. También agregó que otro de los puntos centrales será “el despido de los trabajadores sin indemnización”.

Respecto a la situación del país, el precandidato de Política Obrera consideró que “hay unos niveles de pobreza extraordinarios y en crecimiento” y que “esa pobreza no sólo se identifica con los desocupados sino también con un 30% de los que sí están ocupados y es una función de las ganancias capitalistas”.

En cuanto a la no lograda unidad, detalló que “queríamos unas PASO de toda la izquierda pero se negaron” y lamentó que los otros movimientos “tienen aspiraciones a cargos y son autorreferenciales que piden que el obrero sirva al partido y no al revés”. Sobre su postura, expresó que “llamamos a votar por los intereses comunes que tenemos con los trabajadores frente a la pobreza y el FMI”.

La Matanza

Política Obrera no presentará candidatos a concejales en el distrito por demoras en la aprobación de los requisitos de afiliación por parte de la Justicia Electoral, lo que Altamira consideró “una infamia y una injusticia” ya que habían “legalizado las afiliaciones bajo la pandemia” pero les respondieron que no cumplieron el plazo estipulado.

Sin embargo, el referente de 79 años dijo creer que “la primera expectativa es que la campaña nos refuerce en términos de militancia de política obrera” ya que “es clave para el futuro” y dejó una frase sintetizadora: “miles de obreros en Política Obrera valen más que dos diputados”.

Por último, explicó que el proyecto es “dejar el capitalismo como sistema social” aunque aclaró que “no se puede dejar en un día” sino que se requiere “una transición política para tener un gobierno de trabajadores que inicie un rumbo incompatible con los intereses capitalistas”.