Foto: Archivo.

El hecho se registró anoche alrededor de las 23.30 en la calle Carlos Encina entre Elías Bedoya y Tornquist, en Isidro Casanova, cuando efectivos del Comando Patrulla Centro acudieron tras un llamado al 911 que alertó acerca de una persona herida.

Una vez en el lugar, los agentes encontraron a un hombre tendido en el suelo, al que identificaron como Marcelo Fabián Ovelar, vestido con un uniforme de recolector de residuos, de color naranja y con una herida corto punzante en la tráquea.

Los agentes convocaron de inmediato a una ambulancia, cuyo médico constató el fallecimiento de Ovelar, quien era chofer de la aplicación de viajes Cabify, y de inmediato comenzaron a realizar las primeras actuaciones por el crimen.

De esta manera, los uniformados se entrevistaron con una vecina del lugar, quien había alertado del hecho al 911, informaron las fuentes.

La mujer les refirió que estaba dentro de su casa cuando llamó a su puerta la víctima, quien estaba gravemente herido y le dijo que habían intentado robarle.

En tanto, a unos de 180 metros del lugar fue encontrado abandonado un vehículo utilitario Renault Kangoo II de color gris, con la puerta del lado del conductor semiabierta, la cual no tenía impedimentos legales ni pedido de secuestro.

Posteriormente, los peritos de la Policía Científica que trabajaron en la escena del crimen hallaron documentación perteneciente a Ovelar dentro de la camioneta, por lo que se estableció que era de su propiedad.

Por este motivo, los investigadores sospechaban que el hombre fue asesinado durante el intento de robo de su vehículo, añadieron las fuentes consultadas.

En el lugar de los hechos se hizo presente el fiscal Federico Medone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quien dispuso que la investigación del crimen quedara a cargo de los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de esa jurisdicción.

Asimismo, ordenó el traslado del cuerpo de Ovelar a la morgue para que se realice la autopsia correspondiente, el relevamiento de cámaras de seguridad ubicadas en la zona y el secuestro de la camioneta de la víctima.