Foto: Comisión Provincial por la Memoria

La Comisión Provincial por la Memoria, cuyo presidente es el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, y el Comité Nacional de Prevención de la Tortura, realizó una inspección a la Comisaría segunda de Virrey del Pino y descubrió la presencia de detenidos en condiciones de hacinamiento y falta de protocolos sanitarios de prevención, en medio del pico de contagios de Coronavirus.

Según informaron desde el organismo, al momento de la inspección la comisaría tenía como internas a 33 personas cuando su capacidad es de sólo 8 plazas, es decir, un 412% de sobrepoblación. Además, hay una medida cautelar solicitada por la Comisión Internacional de Derechos Humanos desde 2016 que prohíbe el alojamiento de detenidos, la cual se está desoyendo.

También remarcaron que hay un gran riesgo de infecciones, especialmente en el marco de la pandemia de Coronavirus que es altamente contagioso, ya que “las personas que ingresan detenidas son alojadas en celdas donde ya hay otras personas sin que se les aplique ningún protocolo preventivo”.

Similar situación se había encontrado en la Comisaría tercera de Quilmes, en la zona sur del Gran Buenos Aires, donde se detectaron 52 personas en un lugar que tenía capacidad para alojar a 12 y que, además, sólo contaba con 10 colchones. Fue clausurada en junio de este año por una orden judicial.

A nivel provincial, la CPM relevó que hay 5.480 detenidos en las comisarías bonaerenses, que generalmente están por delitos menores y tienen un tiempo de permanencia limitado por la ley, cuando hay plazas para sólo 1.199 personas. Esto da un 457% de sobrepoblación en los destacamentos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.