El índice de precios al consumidor subió 3% en julio, dos décimas por debajo del 3,2% registrado en junio. De esta manera, en los primeros siete meses del año, los precios minoristas aumentaron 29,1% y 51,8% a lo largo del último año.

El informe del Indec dio cuenta también que los precios de productos y servicios considerados estacionales subieron 4,9% en julio, mientras que los regulados avanzaron 1,4%, y la inflación “núcleo” fue de 3,1%.

En julio, el rubro alimentos y bebidas -que marcó un incremento de 3,4%- tuvo un comportamiento mixto, en el que se destacó un menor incremento en los precios de carnes y derivados y pan y cereales respecto a los meses previos.

La suba de 4,9% en los estacionales fue explicada principalmente por los incrementos en verduras y servicios turísticos y de recreación, por las vacaciones de invierno.

La inflación de julio de 3% marcó el menor registro desde octubre de 2020, cuando se ubicó en 3,8%, recortando así por cuarto mes consecutivo el ritmo de incremento de precios .

El jueves pasado, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que la baja de la inflación es una “responsabilidad colectiva”, al asegurar que el trabajo para reducir el ritmo de aumento de precios, además de recaer en el estado, también los hace en el sector privado y en los sindicatos.