En la búsqueda de al reactivación económica dentro del marco de la salida de la pandemia, el Gobierno anunció que subió el piso mínimo de los salarios que deberán pagar el Impuesto a las ganancias, por lo que se comenzará a pagar a partir de $175.000 mensuales en bruto.

Así fue establecido en el decreto 620/2021 publicado en el Boletín Oficial, que dispone que el aguinaldo a cobrarse en diciembre no se verá afectado por el impuesto. Es decir que, si el salario de diciembre supera el monto de $175.000 por estar sumado el aguinaldo, tampoco se pagará ganancias.

Este nuevo decreto modifica la ley anterior, aprobada en abril, a través de la cual ya se había subido el piso mínimo del pago del impuesto. En aquel momento, el salario más bajo que estaba incluido en el pago del tributo era de $150.000 mensuales en bruto. Además, cobrando entre esa cifra y $175.000, el impuesto podía deducirse de otros pagos.

La medida beneficia a 1.260.000 personas aproximadamente, quienes no pagarán el impuesto y verán mejorado su poder adquisitivo. En La Matanza hay más de 40.000 personas que dejaron de pagar el tributo con la nueva ley, lo que equivale a más del 71% de los que estaban incluidos hasta el año pasado.