Elisa Carrió, parte de la alianza de Gobierno, cuestionó en duros términos la medida tomada por la Anses (Foto: Télam)

Por medio de una resolución administrativa, el Poder Ejecutivo decidió realizar una modificación a la fórmula que calcula los dos aumentos anuales que, por ley, deben recibir los jubilados.

La reacción de la oposición y dentro de la propia alianza de gobierno hizo que el presidente Macri revea la decisión, que por el momento quedó en un limbo.

Cómo era el cambio propuesto

Ayer el titular de Anses Emilio Basavilbaso fue el encargado de informar la modificación por medio de un comunicado. Sostuvo que había una “sobreestimación” en los aumentos que dispone la normativa. El ajuste que pretendía realizar el Gobierno reducía el incremento en un 12,65%, en vez del 12,96% original.

Puesto en números, en vez de elevar el haber mínimo a $6394, lo hubiera elevado a $6377. Si bien a primera vista 17 pesos no parece una diferencia muy elevada, la movilidad jubilatoria está estipulada en una Ley, por lo que su modificación por vía administrativa (sin participación del Congreso) sienta un pésimo precedente.

El mal timing del anuncio

El momento del anuncio también generó un problema en la agenda legislativa. En el Congreso Nacional el oficialismo intentaba llegar a un acuerdo con las bancadas opositoras más dialoguistas para aprobar la polémica modificación del régimen de ART, muy resistidas por el sindicalismo.

Cuando se conoció la noticia, los bloques que habían facilitado el quórum al Gobierno pusieron el grito en el cielo. Sergio Massa pidió “la derogación del decreto” y amenazó a ir a la Justicia con Stolbizer; mientras que Diego  Bossio declaró su “contundente rechazo” con un comunicado.

Pero también se generó una crisis dentro del propio oficialismo. El diputado del PRO pablo Tonelli consideró que el decreto no era “ni oportuno ni razonable”. Por su parte Elisa Carrió, aliada de Macri, directamente amenazó con pedir la renuncia de Basavilbaso o “quien corresponda”.

Con la polémica desatada, y fuego amigo incluido, el Gobierno se vio forzado a congelar la medida. Eso bastó para que los bloques massista y justicialista se abstengan en vez de votar en contra, dando media sanción a la reforma de la reglamentación de las ART.

Por la mañana, Marcos Peña, habló con los medios para anunciar que el Presidente revisará la baja de las jubilaciones, que en todo caso será propuesta por Ley.