Emanuel Pujol / www.ctys.com.ar

Los fósiles fueron hallados hace tres años en las inmediaciones de la base Marambio pero recientemente pudieron identificar de que especie se trataba. Según publica la Agencia de Divulgación Científica de la Universidad Nacional de La Matanza, se trata de un pelagornítido, un ave marina de tamaño gigantesco.

Los restos corresponden al ave más grande registrada con casi 6 metros y medio con las alas extendidas. Este grupo de aves llegó a distribuirse por todo el mundo poco tiempo después de la extinción de los dinosaurios. “La forma de sus alas les permitía planear y atravesar grandes distancias sobre los océanos; además, tenían huesos muy livianos y tomaban altura aprovechando las corrientes de aire, casi como si fueran un barrilete”, explicó Cenizo, especialista en aves y uno de los autores del estudio publicado en la revista científica Journal of Paleontology.

20160519ave1
Emanuel Pujol / www.ctys.com.ar

 

Estos fósiles de este espécimen gigantesco descansaron durante años en los anaqueles del Museo de La Plata (MLP). “En la campaña antártica del verano de 2014, se encontró el húmero de un pelagornítido y ello nos motivó a revisar todos los materiales acumulados de este grupo, entre los cuales se encontraba este ejemplar gigantesco”, aseveró Cenizo.

Emanuel Pujol / www.ctys.com.ar
Emanuel Pujol / www.ctys.com.ar