Cumpliendo con la orden judicial dispuesta, la Policía Bonaerense desalojó a las personas que aún quedaban ocupando el predio de la localidad de Guernica, que estaba tomado desde julio. Con la mayoría de las familias se llegó a un acuerdo para que se retiraran pacíficamente por medio de una negociación que les garantizaría asistencia por parte del Gobierno provincial.

Entre los puntos centrales que acordaron las familias con el Ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés ‘Cuervo’ Larroque, que fue quien estuvo al mando de las negociaciones, se encuentra la entrega de subsidios para la compra de materiales de construcción y paradores temporales para que las personas necesitadas puedan vivir bajo un techo.

Se establecieron distintas medidas de auxilio para las necesidades más urgentes, como medicamentos, alimentos, productos de higiene, colchones y frazadas. En un trabajo interdisciplinario también se realizaron operativos de documentación, de vacunación y de atención a situaciones de violencia de género.

Los “espacios receptores para el alojamiento temporal” cuentan con servicios de higiene, electricidad, agua potable, alimentos y postas sanitarias. Están situados en el Municipio de Presidente Perón, el mismo a donde pertenece la localidad de Guernica y el Gobierno se asumió el compromiso de ayudar con el traslado de las pertenencias de las familias hacia los lugares de transición.

Además, las personas que fueron censadas entre septiembre y octubre en el predio tomado, quedaron inscriptas en el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat, a través del cual se entregarán 650 lotes escriturables con los servicios de agua y electricidad, que serán entregados prioritariamente a mujeres con hijos.

El compromiso asumido por el Gobierno de Axel Kicillof para estas soluciones habitacionales tiene un plazo establecido de entre cuatro y seis meses, es decir, que las familias podrían estar localizadas definitivamente entre marzo y mayo del año próximo.