Foto: Los andes

A fin de este mes concluye el congelamiento impuesto por el gobierno desde los inicios de la pandemia y propietarios e inquilinos deberán volver a acordar la continuidad de los contratos. Desde el Gobierno sostienen que no podrán realizarse desalojos sin pasar previamente por una instancia de “mediación”, tal como lo señala la nueva ley de alquileres.

Por otro lado, con la entrada en vigencia de la obligatoriedad de inscribir los contratos en AFIP, los propietarios están obligados a inscribirlos y si no lo hacen, además de ser multados pierden la posibilidad de llevar adelante juicios de desalojos.

RG AFIP 4933 Completa by Matanza Digital on Scribd

Desde la agrupación Inquilinos Agrupados, emitieron un comunicado donde manifiestan su “preocupación” y sostienen: “El ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, anunció que no se va a extender el decreto que suspende desalojos; a partir del 1/4/21 las familias endeudadas quedarán en la calle y habrá juicios de embargos a mansalva”.

En el caso de que se haya acumulado deuda, el decreto contempla que los inquilinos deberán pagar las deudas de alquileres en un plazo de 6 a 12 meses, sin punitorios.

En La Matanza, según una publicación realizada por el portal No Ficción a fines de agosto del año pasado, “el promedio del valor de un departamento de dos ambientes es de $15.353 pesos por mes; un 23% más caro que al inicio de la pandemia ($ 12.459)”. Sin embargo, el municipio es uno de los que más rango de precios tiene. El mismo departamento de dos ambientes que en Ramos Mejía se pagaba $16.214, en Gregorio de Laferrere costaba $10.581.

Por otra parte, Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados, dialogó con RePerfilAr se mostró a favor de la nueva reglamentación de la AFIP, “la norma de la AFIP sienta una suerte de igualdad con otros rubros y logrará solucionar un problema de evasión fiscal muy importante”, ya que “es fundamental para mejorar el acceso al alquiler de los inquilinos”.

Asimismo, el referente de Inquilinos Agrupados aseguró que el sector inmobiliario se manejaba en la completa clandestinidad.