En el marco de la nueva campaña electoral, de cara a los comicios que se realizarán el próximo 14 de noviembre, el candidato a Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, Alejandro Bodart, estuvo en un encuentro con jóvenes en Virrey del Pino y analizó las PASO y la situación general del país.

El referente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) valoró los resultados obtenidos en las elecciones primarias y expresó que “nos coloca como tercera fuerza nacional y en la Provincia” porque “estamos viviendo una catástrofe social y eso se manifestó en un voto contrario al oficialismo”.

“El Gobierno no ha solucionado ninguno de los problemas estructurales que ha dejado el desastre de Macri, sino que los ha profundizado”, analizó Bodart, quien además consideró que “el oficialismo no responde a las necesidades de la gente sino que sigue respondiendo a los grupos de poder”.

Por otra parte, el candidato pidió “fortalecer al Frente de Izquierda Unidad” porque “es importante debatir los desafíos de cara a las generales de noviembre para conseguir más bancas, pero también para lo que vendrá, que será más lucha en las calles contra el ajuste que quieren el FMI y el Gobierno”.

La Matanza

Una de las candidatas a concejala dentro del distrito es Ana Paredes Landman, quien también estuvo presente en el encuentro en Virrey Del Pino y expresó que “lo que registramos en la campaña, y se tradujo en votos, es que la izquierda está creciendo no sólo en la juventud sino en los sectores de trabajadores”.

Por otra parte, denunció que “recibimos algunas irregularidades en la fiscalización de las elecciones”, como “falta de boletas, que no llegaron o que desaparecieron” y que también hubo “irregularidades al cierre de las mesas, ya que a muchos compañeros y compañeras no los dejaron entrar a contar los votos”.

“También tuvimos episodios con la Policía, por compañeras que insistían en entrar a fiscalizar y fueron retenidas”, detalló la candidata, que consideró que “no es nada nuevo”. Respecto a la nueva campaña, expresó tener “muchas expectativas” y proyectó que la izquierda “puede crecer mucho más”.