El secretario general de SECASFPI, Carlos Ortega.

El proyecto de ley de “Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados” que impulsa el presidente Mauricio Macri prevé la amnistía fiscal para el blanqueo de capitales que se encuentren en el exterior, el pago de deudas para aquellos jubilados que hayan iniciado causas judiciales; además de la creación de una “pensión universal” -que será de un 80 por ciento del monto de la jubilación mínima- para quienes adeuden aportes previsionales, en reemplazo de la moratoria, la cual planeaba ser derogada por el oficialismo.

Desde el sindicato de trabajadores de la ANSES denuncian que el gobierno quiere avanzar en el desfinanciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. “Venimos planteando que desde hace más de 2 meses veíamos esta posibilidad, porque si Blaquier, que es el director del fondo de garantía, estaba en Wall Street ofreciendo acciones, y por otro lado, Basavilbaso que es el director ejecutivo, estaba planteando cambiar el sistema previsional, veíamos necesario dar una pelea en este marco”, sostuvo a Matanza Digital el secretario general de SECASFPI, Carlos Ortega.

El Sindicato de Empleados de la Ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria (SECASFPI) se movilizó hasta la oficina central de ANSES para entregarle un petitorio al Director Ejecutivo, reclamando “no solamente por los despidos que se sucedieron en la institución, si no también, para garantizar la continuidad del fondo de garantía”, comentó Ortega. “Esto lo hacemos por la defensa propia de nuestro trabajo, como trabajadores de ANSES, pero por otro lado, creemos que el sistema estatal de reparto solidario es el mejor sistema como para garantizar un sistema de inclusión de todo el país, ahora si nosotros derribamos el fondo de garantía, estamos derribando este sistema solidario”.

“Si quieren pagar los juicios de los jubilados, me parece perfecto, es una reparación, como dicen, histórica de los jubilados. Pero que no nos muestren la zanahoria de esa reparación histórica cuando quieren imponer un blanqueo solamente de los amigos, del poder hoy de turno, para blanquear el dinero, y no en realidad, lo que es fundamental, el tema de los jubilados”, denunció.

Si bien los bloques opositores se mostraron inicialmente en contra de la medida, el gobierno nacional consiguió el apoyo del Frente Renovador y del Partido Justicialista para emitir dictamen y tratar la ley. En ese sentido, el sindicalista aseguró encontrarse “en permanente contacto” con los legisladores del Frente Para la Victoria, ya que “son los únicos que hoy están defendiendo al fondo de garantía, porque ya hasta Bossio y en cierta medida Massa, están cediendo a determinadas presiones”.

En cuanto a la posibilidad de que el oficialismo realice ciertas concesiones que modifiquen al proyecto inicial, Ortega se mostró firme: “Acá no hay que ponerle ningún límite, acá no se tienen que vender las acciones. Son propiedad de todos, son propiedad de los trabajadores y de los jubilados y de nadie más”.