Nacido en Buenos Aires, el día 18 de mayo del 2004, este joven cantante y compositor de “Barrio Central”, logró llegar a los oídos de más de 10 mil personas con sus trabajos musicales en los géneros ‘Trap sad’, ‘Rap’, ‘Reggaeton’ y ‘Rock’. Hace 5 años viene produciendo de manera profesional y promete llevar la música a otro nivel.

“Todavia estoy en la escuela. Voy a una de Atalaya y ya estoy en quinto año estudiando economía”, reveló Mathi en una conversación en exclusiva con MatanzaDigital.ar y agregó, “desde chico me gusta la música. En mi familia todos tocaban la guitarra y yo recuerdo agarrar frascos de desodorantes y los usaba de micrófono para cantar”.

Su discurso maduro y centrado a tan corta edad impacta, pero también refleja la historia de lucha y superación que vivió por salir adelante. De vender ropa con su mamá en la calle a soñar con vivir de la música y siempre sin desviarse de su foco: “el estudio, el trabajo, la música y el canto”.

“Cuando tenía cinco años, con mi familia estábamos pasando por un mal momento y comencé a acompañar a mi mamá a vender ropa en la calle. Había veces que no vendíamos nada, pero insistíamos, tocábamos las puertas. Hicimos muchas cosas con mi vieja para salir adelante y hoy gracias a Dios estamos mejor”, contó Mathías.

Tras llevar una infancia difícil junto a sus hermanos y su mamá y después de trabajar duro en lo que le gusta, en septiembre del 2019, Mathi vio el resultado de sus esfuerzos convertidos en un tema, su primera canción: “Ya no más”.

Hoy en día, sus trabajos pueden encontrarse en varias plataformas dedicadas a la música, pero a la que “más fichas apuesta” es a Youtube, donde ya tiene más de mil suscriptores y unas 15 mil reproducciones entre todos sus trabajos.

Este joven artista comentó que recibió apoyo de su familia, amigos y de “gente del ambiente”. “Maxi (Maxi El Brother – manager del cantante “L-Gante”) me re bancó. Me aconsejó seguir haciendo lo que me gusta, que eso me iba a hacer crecer. A mi, aparte de hacer música, me gustaría poder recibirme y tener un título de contador o algo así, pero de igual manera me tengo demasiada fé en esto”, aseguró el castillense.

En el 2020, la pandemia le puso un freno a sus aspiraciones pero las ganas de superarse continúan presentes. Debido a las restricciones, Mathi estuvo meses sin poder asistir al estudio de grabación por lo que solo pudo sacar un cover.

Sin embargo, su deseo de trascender pudo más y actualmente se encuentra trabajando para cumplir sus sueños. “La clave para esto es tenerte fé y seguir luchando para crecer en el mundo de la música a pesar de los comentarios negativos que se pueden recibir”, concluyó.

Escuchá sus canciones

Si querés escuchar sus temas, podés encontrarlos en su canal de Youtube. Acá te dejamos algunos títulos para que vayas entrando en onda.