Foto: El Nacional de Matanza

Se trata de un plan de obras que pondrán en valor las deficiencias graves encontradas en las estructuras edilicias, el mantenimiento y el equipamiento que forman parte del sistema sanitario bonaerense.

El plan avanza a partir de la reunión mantenida la semana pasada entre el funcionario de la cartera nacional que conduce el ministro Gabriel Katopodis, el Subsecretario de Obras Públicas, Edgardo Depetri, el titular de la cartera sanitaria bonaerense, Daniel Gollan, su vice, Nicolás Kreplak, y el director provincial de Hospitales, Juan Riera.

“Además de la enorme inversión que se hizo en los últimos ocho meses en la infraestructura hospitalaria en el marco de la pandemia del Coronavirus. Es fundamental seguir trabajando en fortalecer el sistema público provincial para garantizar más y mejores servicios para todos los bonaerenses”, destacó el director provincial de Hospitales.

En ese sentido, Riera remarcó el trabajo junto al Gobierno Nacional y explicó que “se trata de un proyecto de intervención de infraestructura hospitalaria que establece prioridades para aquellas instituciones emblemáticas de la provincia de Buenos Aires”. Y agregó: “como así también la readecuación de construcciones que fueron claves en el marco de la pandemia y van a cumplir una importante función en el periodo posterior a esta contingencia que nos tocó vivir”.

La inversión en el hospital Paroissien, ubicado en la localidad matancera de Isidro Casanova será vinculada a las refacciones y puestas en valor de habitaciones, sanitarios e instalaciones eléctricas al igual que los hospitales “Iriarte” de Quilmes, y “Vicente López y Planes” de General Rodríguez.