Ya consumadas las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias en las que la coalición opositora ‘Juntos’ se impuso a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires, La Matanza sostuvo al oficialismo con su triunfo por casi 20 puntos. Sin embargo, hay datos que muestran un descontento con la gestión local.

El Intendente Fernando Espinoza, con su precandidatura testimonial como primer concejal de la lista del Frente de Todos en La Matanza, obtuvo el 46,05% de los votos. Le sacó 18,8% de diferencia al macrismo, que cosechó el 27,25% con sus tres listas locales sumadas.

El 46,05% obtenido por Espinoza está lejos del 64,18% que había tenido cuando fue elegido como intendente hace menos de dos años, en octubre de 2019. En números, este domingo hubo 291.503 personas que votaron por el jefe comunal, mientras que en 2019 habían sido 531.031.

También hay una merma en los votos que recibió el Frente de Todos a nivel local respecto al nivel provincial. En La Matanza, el candidato a diputado provincial, Mariano Cascallares, obtuvo 303.458 votos, lo que indica que 11.955 personas cortaron boleta y no votaron al intendente matancero.

Cabe aclarar que una de las diferencias está en la participación, ya que en esta última elección votó el 62,28% del padrón, mientras que en 2019 había participado el 77,91%. Es decir, que mientras esta vez votaron 669.343 personas, hace dos años habían votado 870.425 personas.

Espinoza tomó nota de los resultados electorales y admitió que “cada vez que el pueblo se expresa en las urnas deja claramente un mensaje”, pero mantuvo el optimismo y aseguró que “de acá al 14 de noviembre, La Matanza va a redoblar los esfuerzos para poder acompañar a la provincia de Buenos Aires y al país al triunfo”.

También pidió valorar la jornada de la elección, afirmando que “siempre hay que celebrar la democracia” y envió “gracias al pueblo de La Matanza por reafirmar su compromiso con este proyecto nacional y popular, en esta fiesta cívica que son las elecciones”.