Los sindicatos de La Matanza marcharon este viernes denunciando el aumento de los despidos y el cierre de fábricas en el distrito. La iniciativa tuvo un fuerte impulso de la Unión Obrera Metalúrgica y fue acompañada por el resto de los sindicatos que conforman la CGT local, al igual que por representantes de comercios, industrias, de la CTA y de movimientos sociales nucleados en la CTEP.

En diálogo con MD, el secretario general de la UOM, Hugo Melo, explicó que la protesta se realizó “por la cantidad de puestos de trabajos que se están perdiendo, por la cantidad de fabricas que se están cerrando, para hacer y visibilizar una situación que parece que la gente no ve”.

Desde el sindicato difundieron volantes que denuncian que en los últimos 3 años cerraron más de 70 fábricas y hubo más de 2000 metalúrgicos despedidos. Esto ocurrió sólo en La Matanza.

“Que el ministerio de Trabajo vea que el problema cada vez es más grande. Los metalúrgicos de La Matanza estamos viendo como se hunde la industria. Como las PyMEs, que son las que generan trabajo, están cerrando con la política de este gobierno nacional”, denunció el dirigente.

Los sindicatos concentraron desde las 9 de la mañana en Días Velez y Rivadavia, lugar desde el que movilizaron en una larga caravana de autos y camionetas hasta la calle Juan D. Perón. Desde allí marcharon a pie hasta la delegación del ministerio Trabajo provincial para entregarles un petitorio con todos los reclamos del sector.

La protesta estuvo liderada por los principales referentes del sindicalismo local, como los referentes textiles Mario Ortiz (sec. gral. de la CGT Matanza) y Hugo Benitez, el referente de SEOCA Ernesto Ludueña (sec. gral. de la CGT en Unidad), el referente de la UOM Hugo Melo, de los ferroviarios Darío Butera y de la UTA, Marcelo Barreiro (sec. gral. de las 62 Organizaciones Peronistas).

La CGT nacional acercó su apoyo a través de la presencia del dirigente Carlos Acuña, quien marchó al frente de la columna. La caravana fue la antesala de la movilización -sin paro- convocada a nivel nacional desde la CGT y la CTA para el día 4 de abril, en rechazo de la política económica del gobierno.

El capital protestó junto a los trabajadores

La movilización fue acompañada por representantes de comercios y de industrias del partido, dos sectores fuertemente golpeados por la recesión económica.

“Acompañamos a los representantes de los trabajadores. El problema es común a ambas partes, nosotros a veces nos vemos sin salida por el aumento de las tarifas y de las importaciones. No es nuestra voluntad despedir a la gente, pero si no podemos vender nuestros productos es imposible sostenernos”, indicó a este medio el presidente de la Unión Industrial de La Matanza (UIPMA) Juan Carlos Larrucia.

Ante esta situación, aseguró que “tiene que haber un cambio de rumbo”. “Después vemos quien lo encara pero acá hay que generar mercado interno, dar posibilidad para poder exportar. Los dolares no los van a traer de afuera, los tenemos que generar nosotros”, criticó.

En la misma línea se expresó el dirigente de la CGT Matanza Mario Ortiz: “No podemos quedarnos en la casa tranquilamente mientras la gente y los pocos trabajadores que quedan en las empresas no la están pasando bien”.

“Si el gobierno vuelve a ganar desaparece todo. Los que lo tienen que entender son algunos trabajadores que hoy tienen trabajo y se creen que no lo van a perder, pero si la historia esta sigue esta va a ser una patria de servicio y de campos, nada más”, cerró.