“Urge la necesidad de refundar la patria, buscando consensos para obtener un texto constitucional legítimo cuyo nacimiento surja de la voluntad popular y garantice una economía justa, tanto social como política”, indica el texto del proyecto, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

La Constitución, redactada en 1993 durante el Gobierno de Alberto Fujimori, no contempla la convocatoria de una Asamblea Constituyente, por lo que la iniciativa oficialista busca introducir un nuevo artículo que permita esto.

El cambio de Constitución fue uno de los objetivos políticos señalados con mayor énfasis por el presidente Pedro Castillo durante su campaña electoral, y más cuestionados por la oposición de derecha.

Según el jefe de Estado, que asumió el mando el 28 de julio, la actual carta magna apoya un supuestamente nocivo modelo económico neoliberal.

En su discurso de asunción insistió con que buscaría avanzar en la reforma vía el Congreso, donde no tiene mayoría.