El Indec informó que el Índice de Desocupación trepó al 9,3% durante el segundo trimestre del año. El desempleo afecta a 1.165.000 personas, y un incremento de aproximadamente 450.000 nuevos desocupados con respecto al tercer trimestre del 2015. En términos porcentuales, significa un aumento de casi el 3,5%, contra los 5,9% del año pasado, que era la tasa más baja desde 1987.

En conferencia de prensa, autoridades del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) explicaron que “no se incluyen datos de trimestres anteriores dado que, conforme a la emergencia estadística, el Indec ha dispuesto que las series publicadas con posterioridad al primer trimestre de 2007 y hasta el cuarto trimestre de 2015, deben ser consideradas con reservas”.

No obstante, en diálogo con la prensa, el titular del organismo, Jorge Todesca, consideró que “vemos una situación muy grave en el mercado de trabajo, obviamente”.

El director del Centro de Economía Política (CEPA), Hernán Letcher, hizo referencia a los datos publicados por el Indec: “en el último informe del CEPA, con datos actualizados a fines de julio 2016, mencionábamos que había más de 194.000 despidos y suspensiones”, y aseveró que “no hacen más que reafirmar la evolución del relevamiento que venimos realizando con CEPA desde diciembre en adelante”.

En cuanto a los motivos que llevan al alza en el desempleo, el economista evaluó que “La desocupación actual es el resultado de la política de exclusión de trabajadores del mercado laboral impulsada por el macrismo: despidos en el sector público, parate de la obra pública, apertura indiscriminada de la economía por el ingreso de importaciones, tarifazo, caída del salario real y despidos masivos”.