En busca de proteger el empleo dentro del contexto de la pandemia de Coronavirus, que está provocando una segunda ola de contagios masivos, el Gobierno nacional extendió hasta el 31 de mayo la vigencia del decreto que impide los despidos a empleados sin justa causa.

La medida se publicó en el Boletín Oficial como Decreto 266/2021 y lleva la firma del Presidente de la Nación, Alberto Fernández. Allí también se indica que no se podrá despedir al personal por “fuerza mayor, falta o disminución de trabajo” durante el plazo indicado.

“Los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”, detalla el decreto.

La única excepción que es aceptada en la medida se trata del sector de la construcción. Según se explica en la decisión: “Quedan exceptuados o exceptuadas de las prohibiciones quienes se encuentren comprendidos o comprendidas en el régimen legal de trabajo para el personal de la industria de la construcción de la Ley Nº 22.250”