Foto: Twitter.

Nuevos aumentos impactaran en el bolsillo de los consumidores. En las próximas semanas se registrarán aumentos en varios rubros que empujarán todavía más alto la inflación proyectada para este año, que se encuentra estimada en más del 55%.

Los aumentos corresponden a bienes básicos y servicios, que en muchos casos el gobierno mantenía congelados hasta que finalizaran las elecciones generales de octubre. Esta es la lista de rubros que suben.

Alimentos

Finaliza el programa Productos Esenciales, que congeló los precios de la lista de alimentos básicos por seis meses. El programa será incorporado en Precios Cuidados, pero en diversos de comunicación trascendió que los productos registrarán subas del 13% en promedio. Entre los productos afectados se encuentran: leche, harina de trigo, aceite, yerba, arroz y polenta.

Combustibles

El 14 de noviembre concluye el congelamiento por 90 días que el gobierno había anunciado en agosto. Cabe recordar que el anuncio fue a los pocos días revisado y se autorizó una suba del 4% en septiembre. Pero es a partir de este mes que las petroleras buscarán avanzar en subas para corregir el “atraso” que tienen los precios actuales, estimado en el 20%. Se habla de aumentos progresivos, que empezarían en un 4%.

Prepagas

El gobierno autorizó un nuevo aumento del 12% en las cuotas de las empresas de medicina prepaga a partir de diciembre. Se trata del octavo aumento del año: en 2019 subieron un 5% en febrero, 7,5% en mayo, 6% en julio, 6% en agosto, 6% en septiembre, 4% en octubre y 4% en noviembre. Según trascendió, las prepagas acumulan un 61% de aumento interanual, superando la inflación proyectada para este año.

Celulares

Las empresas de telefonía celular aplicarán subas en los precios de los planes durante noviembre. Las alzas varían según las empresas y los planes, pero son entre el 11% y el 22,5% en promedio.

¿Nuevos aumentos?

Todas las subas mencionadas anteriormente pertenecen a servicios y productos que estaban por afuera del “plan de alivio”, anunciado por Mauricio Macri tras el resultado de las elecciones de agosto.

Ese plan incluyó el congelamiento de los aumentos de tarifas de los servicios públicos (luz, gas, agua y transporte) por seis meses, plazo que se vence en enero. Dependerá del próximo gobierno analizar cómo avanzar con la situación: las empresas reclaman que las tarifas están atrasadas debido a que no se actualizaron tras la última devaluación del peso.

Lo que sí va a aumentar a partir de enero, es la factura de gas, debido a la “tarifa plana” que implementó la Casa Rosada para partir el precio del servicio en los meses más fríos del año. Es decir, en los meses de mayor consumo, se paga un porcentaje de la tarifa, que se termina de pagar en el verano, donde el uso es menor.