Se trata de un joven de 25 años que vendía cocaína y marihuana; y escondía la droga en cucuruchos y bolsas con el pedidos del 1 kilo de helado. “El empleado trabajaba atrás del mostrador pero además de vender helados hacía pasamanos con envoltorios de cocaína”, dijo uno de los investigadores de la Policía Bonaerense.

Según fuentes policiales, durante los registros realizados en el local de la Avenida de Mayo al 300, en el que funciona la heladería “DUE”, los uniformados encontraron envoltorios con cocaína y marihuana fraccionada en el locker donde el “Narcoheladero” guardaba sus pertenencias.

El imputado posee una camioneta Peugeot Partner en la cual también se encontró droga lista para vender. “No descartamos que el detenido también hacía entrega a domicilio”, señaló el jefe policial, quien explicó que “ahora estamos tratando de establecer si tenía antecedentes”.

El operativo estuvo a cargo de los efectivos de la Comisaría N°2 de Ramos Mejía e interviene la UFI Temática de Estupefacientes del Departamento Judicial La Matanza.