Luego de cuatro días de intensa búsqueda y tras el pedido de captura nacional e internacional, finalmente la Policía de la Provincia de Buenos Aires detuvo a Leonardo Doval, el único acusado por el femicidio de Gloria Domínguez Zimmerman cometido en Villa Luzuriaga.

El sospechoso fue encontrado debajo de un puente en Tapiales, en la zona cercana al Mercado Central, y fue trasladado a una comisaría de Ramos Mejía. Está acusado de los delitos de abuso sexual con acceso carnal, homicidio agravado por ser criminis causa y por femicidio.

Doval estuvo 17 años preso por cuatro condenas diferentes, dos de las cuales fueron por abuso sexual y una de ellas cometida sobre una niña menor de edad. Había sido captado por las cámaras de seguridad caminando junto a Gloria y su hijo de cinco años, poco tiempo antes de su crimen.

El cuerpo de la víctima fue encontrado semidesnudo entre escombros en un edificio abandonado, con signos de violencia sexual y golpes contundentes en la cabeza. Doval es el único acusado y la pena que podría caberle es la de prisión perpetua.