El sujeto fue detenido en las últimas horas por orden del fiscal Federico Medone en un allanamiento realizado en las calles Madrid y Hortiguera del Barrio Marina en Castelar Norte del partido de Morón, informaron fuentes judiciales.

Según la investigación, el acusado fue identificado como Alejandro Miguel Ochoa, que al momento de ser capturado habría confesado el robo seguido del crimen.

Lo que se agrega de la investigación es que el detenido es “reincidente”, porque estuvo preso por otras causas y liberado en época de cuarentena por Covid-19 el año pasado.

Ochoa fue liberado desde la cárcel de Batán, cercana a Mar del Plata, y se le atribuyen al menos ocho robos con la misma modalidad a mujeres y dos condenas.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los resultados preliminares de la autopsia al cuerpo de María Rosa Daglio (55) arrojaron que la causa de muerte fue una “hemorragia interna” como consecuencia de los golpes que sufrió durante el asalto.

El crimen

El asalto a Daglio ocurrió en la calle Belgrano al 300 de Ramos Mejía, y quedó registrado por una cámara de seguridad que captó el momento en el que la mujer es derribada y arrastrada unos metros por la vereda por el ladrón, que usaba casco e iba en moto.

Alertado del hecho, personal de la comisaría 2da. de Ramos Mejía arribó al lugar donde constató que una transeúnte ocasional le estaba haciendo maniobras de RCP a la víctima.

Rápidamente, Daglio fue trasladada al Hospital Haedo, donde los policías se entrevistaron con la menor de sus hijas, de 18 años.

El fiscal Federico Medone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quedó a cargo de la causa, la cual quedó caratulada como “homicidio en ocasión de robo”.