Alrededor de doscientos cooperativistas del Movimiento Evita ocuparon hoy el predio del barrio La Bastilla, en la localidad de Rafael Castillo, para reclamar la reactivación de las obras para la construcción de viviendas sociales. Paralizada desde hace tres años, la obra implica la finalización de la construcción de 98 viviendas y la construcción de 216 viviendas desde cero, junto con la creación de cientos de puestos de trabajo.

En comunicación con Matanza Digital, el referente del Movimiento Evita La Matanza, Alberto Fernández explicó que los manifestantes reclaman la firma de un convenio entre el Instituto Provincial de la Vivienda y el Municipio de La Matanza “para que se reinicien las obras y podamos darle trabajo a centenares de compañeros que tenemos desocupados”.

El financiamiento de las obras depende del gobierno de la provincia de Buenos Aires, ya que el año pasado, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) firmó un compromiso con el gobierno de la provincia para que 20 mil obras de viviendas sociales que se encuentran paralizadas sean terminadas por las cooperativas de trabajo, explicó el dirigente.

A pesar de haber mantenido conversaciones con el Jefe de Gabinete municipal, Alejandro Rodriguez, y de haber participado en reuniones en el Instituto Provincial de la Vivienda en La Plata, Fernández criticó que “los tiempos se dilatan y no se define nada”, por lo que desde la organización convocaron a la medida de fuerza.

“La provincia manifestó que tiene el dinero y la voluntad de terminar esas viviendas, por eso queremos que se pongan de acuerdo y que nos comuniquen que vamos a firmar ese convenio”, reclamó, al mismo tiempo que amenazó que “de no recibir respuesta, vamos a avanzar con nuestro plan de lucha, vamos a ocupar todas las obras paralizadas en La Matanza, y vamos a cortar la ruta para que la gente tenga trabajo”